BLUE ORATORY II: nuestro método para hablar en público - Coaching Azul
13993
post-template-default,single,single-post,postid-13993,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

BLUE ORATORY II: nuestro método para hablar en público

BLUE ORATORY II: nuestro método para hablar en público

20:09 29 marzo in blog
0 Comments

 

BLUE ORATORY (segunda parte). Más casos prácticos.

 

El post del mes pasado que se puede leer aquí tuvo un respuesta sorprendente, pues varias personas se pusieron en contacto con nosotros para interesarse por nuestro método para mejorar su ORATORIA y la destreza de HABLAR EN PÚBLICO.

Creo que la razón del interés que el post ha suscitado se debe a que nuestro método se fundamenta en el entrenamiento INDIVIDUALIZADO de cada alumno atendiendo a su handicap personal, una vez que hemos explicado unos conocimientos generales al grupo y han aprendido unas herramientas básicas y comunes para todos.

Y en este ENTRENAMIENTO INDIVIDUALIZADO, atendemos a los RASGOS más pronunciados de su TENDENCIA PERSONAL, especialmente, como hemos dicho a SUS RESISTENCIAS HABITUALES para desarrollar esta habilidad de forma fluida. Es decir, adaptamos las SOLUCIONES a su “YO SOY ASÍ”, a sus PROBLEMAS para desplegar una buena oratoria y capacidad comunicativa.

Aunque el miedo escénico suele predominar como queja más frecuente de las personas que vienen a los cursos, me he dado cuenta de que cada persona vive un miedo escénico particular y diferente que como he dicho se sustenta en los entresijos de su personalidad.

Lo que le vale a uno, no suele servir para otra persona y lo que le resulta útil a la mayoría tiene una efectividad limitada para la particularidad de cada uno. Si podemos y queremos llegar a ser BUENOS u ÓPTIMOS COMUNICADORES, ¿por qué conformarnos con menos?.

Así que, como he comentado, siempre pongo atención en los DETALLES de CADA PERSONA que son VALIOSÍSIMOS para encontrar la LLAVE que ABRA y MANIFIESTE toda su riqueza del mejor orador u oradora que puede llegar a ser.

Por eso, de forma previa, reitero el contenido de mi último post, y a continuación paso a ampliar de forma resumida más casos prácticos que tuvieron un buen u óptimo resultado y que nos pueden servir para reflexionar sobre nuestro caso si vemos alguna similitud con ellos.

Caso 4.-“Cuando preparo mi intervención para el público, cambio bastante lo temas, el orden e incluso el enfoque, pues dudo. No me siento segura, entonces busco más información en internet sobre lo que estoy preparando. Finalmente termino esa presentación, pero cuando la estoy desarrollando en público, sigo dudando. Lo curioso es que dicen que transmito seguridad y me valoran muy bien. Es cierto que en la exposición no me salgo ni una coma de lo que he preparado. Mi debilidad es pues la forma en que comunico, no el fondo o el mensaje que creo que sé de lo que hablo. Me gustaría ser una oradora relajada, flexible, más cercana y darle espacio a la espontaneidad y a la creatividad en el desarrollo de la exposición.”

 

Caso 5.- “Tengo problemas con el ritmo, es como si quisiese ver terminada mi intervención para ver los resultados que busco. Hablo bastante deprisa, me pongo nervioso y se me escapa una risita cada cierto tiempo.”

 

Caso 6.- “En mi caso, lo que peor llevo no es la exposición oral, sino construir el mensaje. Veo el Word en blanco y me bloqueo. Es como si mis ideas fuesen fabulosas, pero al ponerlas en el papel o Word, no saliesen como deberían. Así que envío la idea a Recursos Humanos y me lo hacen allí. Luego corrijo algo y me arreglo con eso, pero evidentemente no me quedo contento.

 

Caso 7.-“En mi caso sé de dónde me viene el miedo escénico. Me siento muy responsable de lo que digo y cómo lo digo. Me pongo muy seria. Es como si tuviese una gran responsabilidad con las personas que me van a escuchar. Hay cada feriante ocurrente por el mundo, que la verdad, no quisiera caer en eso”.

 

Como comentábamos en nuestro primer post sobre ORATORIA y COMUNICACIÓN, conocer y entrenar las técnicas generales de comunicación, verbal, para-verbal y corporal resultan fundamentales, pero además estos “inconvenientes” que relatan los alumnos, los trabajo con metodología coaching.

 

Así que estas son algunas de las propuestas que se tuvieron en cuenta para estos otros cuatro casos:

 

  • Caso 4:

En este caso hay varios temas que dan importante información. En primer lugar la duda y cómo la vive; y en segundo lugar la valoración de su público y lo que ella cree de sí misma.

Dudar es humano y si ese dudar lo pones a trabajar a tu favor, no tiene por qué ser negativo. Probablemente otros profesionales dirían desde el minuto uno, tres escuchar sus palabras, que hay una baja autoestima y que hay que trabajarla. Y yo digo, con todos los respetos, que hay muchos caminos para llegar a Roma, muchos senderos que nos llevan a las metas soñadas.

Así que esa tendencia a dudar puede ser transformada a favor de la persona que la tiene, pues está claro que en este caso, esta persona GRACIAS A SU TENDENCIA A DUDAR, prepara con exhaustividad, rigor y calidad sus presentaciones. A priori es una fortaleza bruta y sin pulir, pues parece que la padece, pero gracias a ella realiza sus trabajos que son altamente valorados por su público.

Y para realizar el pulido de esta fortaleza que vive de forma exagerada, es necesario aplicar las HERRAMIENTAS que elegí para ella y que aplicamos en su entrenamiento. Curiosamente al tomar las riendas de la duda para que no se desboque con estas herramientas, comenzó a manifestarse como una oradora flexible, espontánea y creativa.

Destaco tres preguntas que enmarcaron el trabajo a realizar con las herramientas que le sugerí:

¿Has probado a desarrollar las dos vías que se plantearon en uno de tus trabajos y entre las que dudaste para ver cual fue el resultado de cada una? (Se dio cuenta de que ambos resultados fueron buenos. Ambos le gustaron. Esto le permite adentrarse en una opción hasta el final, disfrutando de su buen hacer).

¿Qué enseñanza te dio/te da esta experiencia? (Su atención se intensifica en el proceso, no en el a dónde va y consigue liberarse en gran parte de la carga de la duda, disfrutando del proceso).

¿Durante la exposición de tus trabajos hacia donde diriges tu atención? (su experiencia al prepararlos la aplica también a la exposición en público).

 

  • Caso 5:

Una de las claves de este asunto es compartir con el entrenado la reflexión sobre todo proceso creativo.

En este caso, poner su atención en lo que espera que se produzca hace que pierda toda la información que surge en el camino que resulta muy valiosa.

Muchas veces me ha pasado que en la exposición de un tema o la sesión de una formación, los alumnos me hacen preguntas o suceden cosas que son claramente indicadores del rumbo por el que seguir para que ellos aprendan lo que necesitan aprender.

Es decir me he llevado sorpresas, pues llego a donde no imaginaba, resultando más provechoso el aprendizaje para ellos.

Es importantísimo poner la atención en los RECEPTORES de mi charla ,pues ellos NECESITAN algo que se va pergeñando con mi aportación y con las respuestas y reacciones por su parte.

Así que explorar con este coachee las claves del proceso creativo la hace aliarse con el RITMO de lo que sucede en su charla para llegar al MEJOR PUERTO y no lo que espera ansiosamente antes de iniciarla. Así que ya no habla deprisa, ni le sale la risita que tan nervioso le ponía.

 

  • Caso 6:

Este caso me recuerda a la falta de inspiración del pintor ante el lienzo en blanco o del escritor ante el folio en blanco.

Trabajamos a partir de dos frases del genial Picasso:

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”

“La acción es la llave fundacional de todo éxito”

Así que exploramos integrar el hábito de construir MENSAJES desde escribir por escribir (aunque sean frases sin sentido o inconexas entre sí), para que prenda la llama de la inspiración. También trabajamos escribir en una pizarra blanca tipo vileda, con rotuladores de colores y post it también de colores, que instala en su despacho para desarrollar un mapa de ideas a partir de la IDEA origen, con una serie de preguntas que le sugiero para que tenga presentes cuando esté solo.

Para ello también tenemos que trabajar la interiorización con herramientas sencillas de respiración consciente, atención/concentración, sensación de recóndita armonía, etc.

Evidentemente, no es incompetente para construir el mensaje, conoce la materia sobre la que tiene que hablar. Este no es el problema.

 

  • Caso 7:

Cuando la responsabilidad por algo o por alguien se vive como una carga u obligación seria o grave, hay confusión, porque la responsabilidad no es otra cosa que la capacidad de RESPONDER, de dar.

Hay dos formas de vivir esta capacidad de RESPONDER y de DAR. De forma consciente o inconsciente, así que las formulación de preguntas en este caso resultan necesarias para observar la forma en que la tiene interiorizada:

1.- ¿Qué profesionales de tu entorno son capaces de dar, aportar o responder como tu lo haces en esta materia?

2.- ¿Qué dejaría de recibir tu público si no dieses tu charla? ¿Crees que lo recibirían de otros profesionales?

3.- ¿Te has dado cuenta de que tu responsabilidad y forma de vivirla denotan que estás muy comprometida con lo que puedes dar? ¿Tiene valor ese compromiso que tienes para ti y para tu público?

4.- ¿Estarías menos comprometida si vivieses esto con sentido del humor y con un punto de ironía?

Con estas preguntas comenzamos a trabajar su compromiso que tienen gran valor, pero que pierde en gran parte cuando se toma como algo tan serio, tan grave o perfecto.

En conclusión, este tipo de entrenamiento que realizamos en Coaching Azul Global Coaching Solutions para MEJORAR la ORATORIA y HABLAR EN PÚBLICO favorece no solo esta habilidad, sino el autoconocimiento y por ende el BIENESTAR PERSONAL.

Si quieres saber más sobre nuestros cursos y sesiones, llámanos o escríbenos y plantea tu caso.

©Marta Antuña 2018

 

 

 

 

 

 

No Comments

Deja un comentario