BLUE ORATORY III: 11 TIPS SOBRE LOS COMUNICADORES DE ALTURA - Coaching Azul
14026
post-template-default,single,single-post,postid-14026,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

BLUE ORATORY III: 11 TIPS SOBRE LOS COMUNICADORES DE ALTURA

BLUE ORATORY III: 11 TIPS SOBRE LOS COMUNICADORES DE ALTURA

19:35 29 abril in blog
0 Comments

Los post publicados en los dos meses pasados que se pueden leer aquí tuvieron una respuesta asombrosa, pues varias personas y empresas se pusieron en contacto con nosotros para interesarse por nuestro método para mejorar su ORATORIA y la destreza de HABLAR EN PÚBLICO.

En esta ocasión voy a centrarme en la comunicación en general aportando mis propias ideas que, quizás para algunos, resulten sorprendentes, incomprensibles y hasta incómodas…

Puedo y quiero aportarlas, porque cuento con larga experiencia después de comenzar mi andadura profesional hace más de 25 años en ámbitos donde la comunicación resulta esencial, porque es la base de un buen trabajo. Una larga trayectoria en la que he observado, tratado y  aprendido temas relacionados con la comunicación. Un camino del que destaco especialmente el haber aprendido de muy diversos comunicadores y algunos de ellos muy buenos.

  • ¿Qué es comunicar?

Comunicar siempre es bidireccional. Necesito que me entiendan y por tanto necesito sentirme respetada y si es posible apoyada cuando mi propósito sea este o persuadir. Para sentirme respetada, es fundamental que mi asertividad no presente fugas o concesiones que la frustren. Es decir, el sentimiento de respeto surge dentro de mí misma, porque pongo en palabras mi criterio y mis razones, sin justificarme y  respetando el criterio y las razones de los demás. Además es fundamental que en ese acto de comunicar, yo entienda a los otros, comprenda la respuesta de los receptores,  así que el ejercicio empático es un requisito indispensable, aunque no comparta dicha respuesta e incluso llegue a sentir enfado y rechazo por la misma. Es decir, con ese ejercicio de ASERTIVIDAD y EMPATÍA que ha de hacer un buen comunicador, habrá una ZONA COMÚN (comunicación)  donde se produce el encuentro con sus receptores.

 

 

  • ¿Podemos convertirnos en buenos comunicadores?

Desde mi punto de vista, sí es posible transformarnos en buenos comunicadores. Hay personas que nacen con el don de la comunicación, sin embargo, muchos han llegado a ser geniales  gracias al aprendizaje, el entrenamiento y la experiencia.

Pero en este post, quiero ir más allá de la mera habilidad corporal, verbal, para-verbal o destreza expositiva y persuasiva. En este post quiero destacar a modo de tips, lo que he observado en las personas de altura comunicativa.

Cuando hablo de altura comunicativa me estoy refiriendo a esos hombres y mujeres que han hecho un gran trabajo personal de crecimiento interior y que éste va a ser uno de los motivos de su vida, pues nunca termina la labor. Dejo a la reflexión de cada lector cuánto de cerca está de este nivel.  Desde mi punto de vista, necesitamos  una gran voluntad, ganas insaciables de exploración, de estudio, de reflexión, de contar con diversos y genuinos guías en el camino y de persistir a pesar de lo que suceda hasta el último suspiro.

Ahí van:

1.- Una persona con elevado nivel de comunicación casi siempre es fuente de inspiración para otras personas.

2.- No suelen ser falaces. No suelen caer en la ocurrencia sin sentido.

3.- Se destacan por contribuir creativamente, casi siempre aportan algo positivo a los demás. Aunque a veces pueden parecer duros, porque dicen “verdades” que algunas personas no quieren escuchar, su tendencia es a aportar, no a restar.

4.- Disfrutan de su individualidad y se les nota. Suelen tener el ego a raya, pero no renuncian al mismo. Lo administran. Además el sentido del humor les ayuda a reírse de ellos mismos.

5.- Cuando se sientes vulnerables, no luchan, aceptan su vulnerabilidad. Esa aceptación da paso a una fuerza inusitada.

6.- Suelen ser visionarios, así que si no expresan de alguna forma su visión, se sienten mal. Reprimir la manifestación de aquella es un error perjudicial para ellos.

7.- Suelen dudar interiormente sobre su visión e incluso pasar temporadas donde el miedo es el protagonista, pero en ese “terreno” que puede parecer oscuro suele germinar lo mejor de lo que comunican. Para mí, la imagen metafórica de la visión del genial comunicador sería la de un mago sacando un hermoso conejo blanco de una chistera muy negra y brillante. Lo cierto es que muchos espectadores vibran con ese espectáculo.

8.- Suelen ser personas muy intuitivas y empáticas.

9.- Son pensadores críticos y creativos, además de asertivos. No se dejan llevar por el pensamiento dominante.

10.- Saben de la importancia de equilibrar lo lógico racional con el lenguaje del corazón.

11.- Son conscientes de su riqueza comunicativa interior, así que suelen trabajar todo los factores externos  como su lenguaje corporal, para-verbal, construcción del mensaje y oratoria.

 

Para finalizar y como resumen, escribo una frase corta muy en sintonía con el contenido de este post:

“…Los ojos son los que causan el mayor efecto, porque a través de ellos se expresa el alma…”

Marco Fabio Quintiliano, Instituciones Oratorias.

No Comments

Deja un comentario