Noviembre: SOLUCIONES - Coaching Azul
13417
post-template-default,single,single-post,postid-13417,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-2.5,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

Noviembre: SOLUCIONES

Noviembre: SOLUCIONES

11:19 31 octubre in blog
2 Comments

Este mes escribiré sobre “soluciones”, tema que me apasiona, porque soy y me siento una “profesional de soluciones” en diferentes ámbitos, todos ellos con el denominador común de que siempre trabajo con personas.

Personas que las buscan y las necesitan con intenso deseo de conseguirlas, así que mi labor consiste básicamente en asesorarlas, defenderlas, ayudarlas, apoyarlas y acompañarlas para que las alcancen.

Curiosamente, la pasada semana, concretamente el jueves, me desperté pensando en la importancia de las soluciones y nada más abrir las RRSS encuentro el artículo de  Daniel Porras, pedagogo experto en e-Learning,  cuya lectura recomiendo, en el que entre otras cuestiones, resaltaba que las personas más demandadas por las empresas serán las que él denomina “buscadoras de soluciones”, es decir, personas que sepan adaptarse fácilmente a los cambios, capaces de salir adelante ante las incertidumbres e imprevistos, hábiles en la búsqueda de soluciones y con recursos para enfrentarse a situaciones adversas e incluso anticiparse a ellas.

Según la RAE la solución es la acción y efecto de resolver una duda, dificultad o problema.

Tal y como tenemos planteada la vida en nuestra sociedad del siglo XXI, los problemas y dificultades casi llegan a protagonizar nuestra cotidianidad.

No solo las tensiones que tenemos con nosotros mismos nos retan a buscar soluciones, sino también las relaciones conflictivas con el mundo externo ya sean con personas, organismos, instituciones, empresas, etc.   Pero no seamos pesimistas.

Precisamente, este breve artículo pretende ahuyentar los pájaros oscuros en los que se convierten, a veces, nuestros pensamientos, cuando no dejan de revoletear en círculos concéntricos, sin percatarnos de que existen otras rutas como las que nos ofrece la amplia magnitud del cielo despejado.

Y en la claridad de ese infinito firmamento es donde podemos encontrar soluciones, así que las preguntas que podemos hacernos son:

  • ¿Cuál es el esquema básico para encontrar la salida cuando tenemos un problema?

La respuesta puede parecer obvia, pero no lo es tanto cuando tantos conflictos y complicaciones nos lastran con facilidad. Así que este cuadro tan sencillo es muy útil para saber por dónde comenzar con esa ansiada claridad como la del firmamento que comenté antes

(para verlo mejor puedes pinchar en el enlace del pie de la imagen)

soluciones

soluciones

 

La cuestión es que para comprender la situación en la que nos encontramos, establecer nuevas respuestas a la vista de los obstáculos y las oportunidades (plan), actuar en consecuencia y analizar los resultados para revisar lo que resulte necesario, se necesita en muchos casos ayuda profesional y no de cualquier profesional. Pero esto lo comentaré en el siguiente apartado.

 

  • ¿Con qué contamos cada uno de nosotros para librarnos de los atolladeros con acierto y de forma positiva?

Hay personas que son muy fuertes, pero  con poca claridad o limitada perspectiva. De forma que aunque son fuertes, se van dejando la piel en los conflictos. Gastan mucha energía y aguantan. Repiten procesos, repiten respuestas. Los resultados son negativos.

Hay personas que han entregado su fuerza a otros, así que son manipulables, van dando tumbos, no encuentran salidas, sino más problemas. También aguantan y viven como pueden.

Hay personas que viven en conflicto de forma permanente, así que no tienen buena relación consigo mismos y tampoco con los demás ni con el mundo. Parece que las tensiones “les ponen” y aunque sufren, tienen una especie de adicción casi autodestructiva por ellas.

Hay personas que pueden estar en cualquiera de las tres categorías citadas, pero la gran diferencia es que no les sirve como les van las cosas; así que BUSCAN y APRENDEN a funcionar de otra manera. Son héroes y heroínas del siglo XXI, porque no se conforman con ir tirando, porque sabe que pueden cambiar, porque saben que pueden explorar y experimentar.

Se atreven a probar otros caminos, otros planteamientos, otras posibilidades que les harán grandes personas.  Las mejores personas, porque simplemente serán más sabias y por tanto tendrán mejores resultados al tratar sus problemas. Y cuando no pueden o no sabe resolver por sí mismas sus conflictos, acuden a profesionales conscientes.

Es decir, todos tenemos óptimos recursos internos para gestionar las contrariedades, pero es evidentemente que no los vemos, y en consecuencia no los utilizamos cuando la decisión y las acciones que tomamos producen resultados nefastos como rotura de relaciones, contiendas, acciones violentas, además de los estragos emocionales: cabreo, enfado, ira, rabia, frustración, etc.

En cuanto a los recursos externos contamos con multitud de fuentes: libros, internet, amigos, buenos compañeros de trabajo, personas más experimentadas…y profesionales conscientes.

 

  • ¿Quiénes son los profesionales conscientes?

Los profesionales CONSCIENTES son aquellos profesionales que además de contar con las competencias propias de su profesión para ayudar a las personas en la resolución de sus conflictos y problemas (abogad@s, asesores, economistas, mediadores, coaches, notari@s, médic@s, enfermer@s, trabajadores sociales, jueces, fiscales, procuradores, funcionarios, políticos, etc…) tienen un nivel de crecimiento personal, interior, por encima de lo que abunda hoy que es bajo.

Son profesionales que han aprendido y continúan aprendiendo sobre:

  • la naturaleza humana
  • el sentido de nuestra existencia
  •  las emociones
  • la consciencia personal y universal
  •  las habilidades relacionales
  • la comunicación interpersonal no violenta ni la manipulación.

Son profesionales que tienen a raya el ego porque han aprendido a gestionar su ego aunque no lo dominen del todo.

Son profesionales que se han apuntado al cambio por medio del aprendizaje en estas materias, de forma que pueden desarrollar su labor profesional con otra visión más humana e integradora y más efectiva en todo caso.

Así que, las SOLUCIONES, las mejores SOLUCIONES de este milenio vendrán de la mano de los PROFESIONALES CONSCIENTES. Y como dicen los gallegos, “haberlos haylos, el caso es dar con ellos”.

A fin de cuentas, un héroe es alguien que quisiera discutir con los dioses y así, debilita los demonios para combatir su visión

Norman Mailer

2 Comments
  • José y M.T. 17:24h, 31 octubre Responder

    ¡Buenas tardes!

    Yo como soy muy atrevida añado algo. Por supuesto; el buen profesional resulta más que necesario pero a veces resulta tan sencillo como sentarse uno tranquilamente y sentirse a gusto con uno mismo. En otras ocasiones, en vez de ver un adversario enfrente, ver a tu prójimo.

    Una vez más. FELICIDADES

  • martamediadora 18:24h, 31 octubre Responder

    Cierto! José y M. T. Gracias por vuestro comentario

Deja un comentario